El ADN Saprissa sí existe y tomó más fuerza en últimos siete años

El ADN Saprissa sí existe y tomó más fuerza en últimos siete años

Saprissa y sus aficionados hablan una y otra vez del ADN morado, es recurrente escuchar a futbolistas, dirigentes y seguidores repetir el “no se repartan nada…”. Lo cierto del caso es que más que un mito, el tema del ADN sí existe, los incrédulos se pueden convencer con las estadísticas y es que incluso en los últimos siete años el tema tomó más fuerza.

Vamos a los números de inmediato para alejarse de subjetividades: por todos es sabido que la S es el equipo más ganador de Costa Rica (36 títulos), pero lo que llama la atención es que entre el 2014 y lo que va del 2021 se dejó siete de los 15 campeonatos que se disputaron y puede bordar una estrella más en el Apertura 2021. Mientras que Herediano, rival en la final que inicia este jueves en la Cueva (6 p. m.), consiguió cinco y Alajuelense apenas uno; al igual que San Carlos y Pérez Zeledón.

De la mano con estos datos hay que resaltar que en estos siete años el Monstruo disputó nueve finales y ganó seis de ellas (el cetro del Invierno 2016 lo consiguió sin final al ser primero de la fase regular y líder de la cuadrangular). ¿Quién o quiénes son los únicos que amargaron a los tibaseños en finales?

Pese a que la respuesta que se viene a la cabeza de inmediato sería la Liga, es totalmente incorrecta. Los rojinegros no se impusieron nunca ante los saprissistas en finales de torneos cortos. Con la derrota el domingo anterior, en la definición de la segunda fase, ya son seis las caídas de los erizos frente a los morados con el cetro en juego.

La realidad es que del 2014 a la fecha los florenses hicieron morder el polvo a los morados en dos ocasiones (Verano 2017 y Apertura 2018)y San Carlos fue el otro que lo consiguió (Clausura 2019).

El jugador de Saprissa Michael Barrantes (izquierda) felicitó a su compañero Aarón Cruz, quien detuvo un penal en la vuelta de la final de la segunda fase del Apertura 2021 ante Alajuelense. (JOHN DURAN)
Posiblemente es por esto que el nuevo técnico español, Iñaki Alonso, apenas tiene siete partidos al frente de Saprissa y ya habla sorprendido sobre la mística de la que había escuchado y ya dice haber comprobado.

“Todo el mundo lo sabe: el ADN de Saprissa. Algo que en charlas con los jugadores jóvenes, tratamos de hablar sobre ello, de qué es, y transmitirlo a ellos, que es algo que no se puede perder, ese espíritu ganador, de competir, de tener fe hasta el final, pero eso lo conseguís con un gran equipo, un equipo que comparte valores, el día a día. Veo mi banquillo, la gente que no juega, es un espectáculo, te ayudan, tratan de apretar, se involucran, eso yo no sé si lo he vivido, esa entrega tanto del que juega como el que no, y eso es mágico, genera espíritu ganador”, dijo Alonso