Este es el puzle literario imposible de resolver que se ha hecho viral en Tik Tok

Este es el puzle literario imposible de resolver que se ha hecho viral en Tik Tok

Los libros también pueden hacerse virales en redes sociales. Es lo que ha ocurrido recientemente con ‘Cain’s Jawbone’ (la mandíbula de Caín, en español), un libro de 1934 que se ha convertido en el desafío de moda en Tik tok. Se trata de un libro de rompecabezas cuyo objetivo es reorganizar la complejísima historia de asesinatos. Las páginas de ‘Cain’s Jawbone’ están impresas de forma totalmente aleatoria. Solo mediante la lógica y la lectura inteligente es posible ordenar las páginas en el único orden correcto: revelando seis víctimas de asesinato y sus respectivos asesinos. Una tarea nada fácil porque cuenta con 158 combinaciones posibles.

De hecho, solo cuatro personas han logrado resolver en enigma de este puzle literario creado por Edward Powys Mathers (también conocido como Torquemada). Sarah Scannell, una joven asistente de documentales en San Francisco, es una de ellas, según recoge The Guardian. Esta joven ha conseguido viralizar este libro a través de su cuenta de Tik tok, donde publicaba varios vídeos en los que mostraba su modus operandi: cortaba todas las páginas de su copia de bolsillo y las pegada en su pared. Solo así consiguió reorganizarlas y progresar para resolver «el rompecabezas literario más diabólicamente difícil del mundo». Las publicaciones de la joven, que han sido vistas por unos siete millones de personas, han provocado que el libro se agoté. De hecho, no está disponible ni Amazon ni en librerías, según ha comunicado la editorial Unbound, quien encargó una nueva edición del rompecabezas en 2019 en colaboración con la organización benéfica The Laurence Sterne Trust.

La dificultad de este libro reside en que todas sus páginas comienzan con una oración y terminan en punto. Además, la cosa se complica todavía más a causa de sus alusiones literarias, juegos de palabras, cucharerismos (transposición de dos sonidos, o de las primeras letras de dos palabras) y pistas enterradas. Así lo confirma en declaraciones a The Guardian John Finnemore, escritor de comedia británico y creador de Cabin Pressure de Radio 4. Él es otro de los cuatro lectores que ha conseguido obtener la respuesta correcta. «La primera vez que abrí la caja, rápidamente llegué a la conclusión de que estaba fuera de mi liga, pensé que la única forma de resolverlo era si estar atrapado en mi propia casa durante meses, sin ningún lugar a donde ir y sin nadie a quien ver. Desafortunadamente, el universo me escuchó», dijo Finnemore.

El escritos de comedida británica confesó que durante cuatro meses tuvo el puzle extendido en la cama de repuesto. «De vez en cuando entraba, lo miraba hasta que mi frente sangraba, pasaba una hora en línea investigando la historia de la prisión de Shrewsbury o algo así, intercambiaba tres cartas, retrocedía una y volvía a alejarme», explicó. Tanto Finnemore como Wildgust, otro de los lectores que consiguió descifrar el enigma y que consiguió que se realizara na segunda edición, han acordado mantener la solución en secreto para que el rompecabezas de Edward Powys Mathers sea disfrutado por las próximas generaciones.